Archivos Mensuales: diciembre 2012

Tiempos Modernos, una pelicula actual

Parece increíble cómo las cosas se repiten y cómo las soluciones a los problemas ya han sido resueltas antes incluso de que sucedan. Eso ocurre con esta película que nos da las claves para sortear la crisis, adaptarse y modelar el futuro. Se trata de la obra maestra del célebre actor Charles Chaplin: Tiempos modernos.
Modern Times
La película constituye un retrato de las condiciones desesperadas de un empleado que en la clase obrera tuvo que soportar en la época de la Gran depresión, condiciones promovidas, por la eficiencia de la industrialización y la producción en cadena. Tremenda y mordaz, pero a la vez optimista, crítica a las múltiples dificultades que muchas personas encuentran para seguir el ritmo loco de la era industrializada y tecnológica y para optar a lo que todo el mundo tiene derecho. En definitiva, el proceso de hallarse a uno mismo, obstaculizado por un progreso masificado que despersonaliza y restringe las libertades individuales. Muy significativa y simbólica la escena inicial, en la que se muestra el paralelismo entre un rebaño de ovejas y una multitud de transeúntes que se mueven en masa, como hormigas insignificantes, por la atestada ciudad ruidosa e invadida por el tráfico y las construcciones que roban su espacio vital a una naturaleza despreciada.

En clave de humor, a menudo negro y cargado de ironía, narra la buena voluntad del protagonista que invariablemente se estrella contra el desastre. Siempre tragado por histéricas masas de gente, sabiendo que su propio camino es diferente al de la muchedumbre anónima. Pero su ánimo es indestructible, y su optimismo saldrá incólume. Este film nos muestra la capacidad de cada uno de nosotros para convertirnos en líderes de nuestro destino sin dejarnos derrumbar, empujados por nuestra ilusión.

Magistralmente Chaplin nos muestra que la felicidad no depende exclusivamente de los bienes materiales y superficiales. Sabe, mejor que nadie, que la verdadera felicidad está en uno mismo y en esa persona que le acompaña.

Una película que no pasa de moda y que nos llega en estos momentos de crisis como un bálsamo.

Esperamos que os guste

El eco de la vida

Un hijo y su padre estaban caminando por las montañas.

De repente, el hijo se lastima y grita: “Aaaaaahhhhhhhhh!!!!!”

Para su sorpresa oye una voz repitiendo en algún lugar de la montaña: “Aaaaaahhhhhhhhh!!!!!”gritar al aire

Con curiosidad el niño grita:

“¿Quién está ahí?”

Recibe una respuesta:

“¿Quién está ahí?”

Enojado con la respuesta, el niño grita:

“Cobarde”

Y recibe de respuesta:

“Cobarde”

El niño mira a su padre y le pregunta:

“¿Qué sucede?”

El padre, sonríe y le dice: “Hijo mío, presta atención”.

Y entonces el padre grita a la montaña:

“Te admiro”

Y la voz le responde:

“Te admiro”

De nuevo, el hombre grita:

“Eres un campeón”

Y la voz le responde:

“Eres un campeón”

El niño estaba asombrado, pero no entendía.

Luego, el padre le explica: “La gente lo llama eco, pero en realidad, es la vida, te devuelve todo lo que dices o haces.

Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones.

Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor.

Si deseas felicidad, da felicidad a los que te rodean.

Si quieres una sonrisa en el alma, da una sonrisa al alma de los que conoces.

Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida.

La vida te dará de regreso, exactamente aquello que tú le has dado.

Tu vida no es una coincidencia, es un reflejo de ti.

Alguien dijo:

“Si no te gusta lo que recibes de regreso, revisa muy bien lo que estás dando”

Documental sobre gestión de las emociones

A continuación os incluimos un documental del imprescindible programa Redes sobre la gestión de emociones concretamente de aquellas más negativas.

EMOCIONES

El enlace es:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-aprender-gestionar-emociones/1564242/

¿Dónde reside la felicidad?

Felicidad

Las emociones nos ayudan cada día

A veces cuando las cosas están mal, pensamos que la vida sería mucho más sencilla si todos viniésemos con un manual o un sistema de señales que nos indicasen en cada momento cual debería ser la mejor elección.

señales emocionesNo nos damos cuenta que en realidad si existe un sistema de señales y es que, en cada uno de nosotros las emociones actúan como “señales”, que nos dan la información necesaria, en un momento determinado, para hacer cambios y para saber qué acción emprender.

La cuestión radica por tanto en entender y estar “atento” a esas señales. Se trata por tanto de usar las emociones en nuestro beneficio. Comprender nuestras emociones y entender porque te sientes en un momento determinado bien o mal nos ayudarán entre otras cosas a controlar nuestra conducta y pensamientos, a mejorar nuestra capacidad de interrelación con los demás y a ser más felices.

Sin embargo, cuando no gestionamos las emociones, cuando las reprimimos o no utilizamos la energía que nos proporcionan en nuestro propio beneficio lo más probable es que queden acumuladas en nuestro interior y generen una carga de emociones. Cada vez que volvamos a sentir una de esas emociones se activará la carga de esa emoción, muchas veces de manera inconsciente. Sabrás que tienes una carga emocional cuando sientas que es la emoción la que toma las riendas en lugar de hacerlo tú.

En este momento, debemos saber volver a tomar las riendas y para ello una buena opción es reflexionar sobre cómo hemos llegado hasta ese punto, de qué emoción está formada y darle una salida (tanto para nosotros como para los demás) utilizando una estrategia constructiva. De esta forma emociones en principio que pueden ser negativas como  la tristeza, el enfado y el miedo pueden ser de gran ayuda si sabemos cómo utilizarlos en nuestro beneficio.

Pongamos un ejemplo: canalizar tus emociones de manera adecuada, cuando estás desempleado, puede intervenir en el logro de tus objetivos si manejas tus emociones para tu propio beneficio te pueden ayudar en la búsqueda de empleo, proporcionándote manera adecuada y motivadora un incremento en el efecto de relacionarte y comunicarte con otros.

Por otro lado, cuando poseemos trabajo, las tensiones de la vida moderna, la competencia entre compañeros y empresas, la prisa de las entregas, la exigencia de un constante perfeccionamiento profesional, etc., son situaciones que pueden alterar nuestro estado emocional, llevándonos al borde de nuestro límite físico y psíquico. El resultado, a menudo, es el desequilibrio emocional.

Este desequilibrio no sólo afecta a nuestra vida más íntima, sino que nos afecta en el trabajo y en nuestro desarrollo profesional, porque las emociones desempeñan un papel importante en el ámbito laboral. De la ira al entusiasmo, de la frustración a la satisfacción, cada día nos enfrentamos a emociones propias y ajenas. La clave está en utilizar las emociones de forma inteligente, para que trabajen en beneficio propio, de modo que nos ayuden a controlar nuestra conducta y nuestros pensamientos en pos de mejores resultados.

Actualmente para poder realizar una entrevista de trabajo exitosa; conseguir y conservar un trabajo; ascender en tu empleo y tener una comunicación eficaz no solo con tus compañeros sino con tus jefes, es necesario conocer nuestras emociones y saber gestionarlas a nuestro favor.

Por eso desde Aúpate apostamos por la gestión de las emociones.

Vivir y disfrutar del presente

Esta es la historia de un hombre que yo definiría como un buscador.

buscador Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra. Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando.

Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda. Un día, el buscador sintió que debería ir a la ciudad de Kammir. El había aprendido a hacer caso riguroso a esas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, de modo que dejó todo y partió. Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos divisó a lo lejos la ciudad de Kammir. Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó mucho la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores bellas. La rodeaba por completo una especie de valla de madera lustrada. Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar. De pronto sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar.

El buscador traspasó el portal y caminó lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles. Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de este paraíso multicolor. Sus ojos eran los de un buscador, y quizá por eso descubrió sobre una de las piedras, aquella inscripción: “Aquí yace Abdul Tareg. Vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días. “ Se sobrecogió un poco al darse cuenta que esa piedra no era simplemente una piedra, era una lapida. Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estuviera enterrado en ese lugar. Mirando a su alrededor el hombre se dio cuenta que la piedra de al lado tenía también una inscripción. Se acercó a leerla ; decía: “Aquí yace Yamir Kalib. Vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas.” El buscador se sintió terriblemente abatido. Ese hermoso lugar era un cementerio y cada piedra, una tumba.

Una por una leyó las lapidas. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto.

PHombre llorandoero lo que más lo conecto con el espanto fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los 11 años. Embargado por un dolor terrible se sentó y se puso a llorar. El cuidador del cementerio, que pasaba por ahí, se acercó. Lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar. “No, ningún familiar” dijo el buscador. ¿Qué pasa con este pueblo? ¿Qué cosa terrible hay en esta ciudad?¿Porqué tantos niños muertos enterrados en este lugar…?¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente que los ha obligado a construir un cementerio de niños…?”

El anciano respondió: “Puede usted serenarse. No hay tal maldición. Lo que sucede es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré …Cuando un joven cumple quince años sus padres le regalan una libreta como ésta que tengo aquí colgando del cuello. Y es tradición entre nosotros que a partir de ese momento, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abra la libreta y anote en ella, a la izquierda, que fue lo disfrutado y a la derecha, cuánto tiempo duro el gozo.”Conoció a su novia, y se enamoro de ella. ¿Cuánto tiempo duro esa pasión enorme y el placer de conocerla? ¿Una semana…? ¿Dos? ¿Tres semanas y media…? Y después, la emoción del primer beso, la fiesta de bodas, ¿cuánto duró la alegría del matrimonio? ¿dos días…? ¿Una semana..? ¿Y el casamiento de sus amigos…? Y el viaje más deseado…? ¿Y el encuentro con quien vuelve de un país lejano..? ¿Cuánto tiempo duro el disfrutar de esas sensaciones…? ¿Horas..? ¿Días…? Así, vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos. Cuando alguien muere es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo anotado, para escribirlo sobre su tumba, porque es, amigo caminante, el único y verdadero tiempo VIVIDO.”

Vivir

Vive intensamente, y acepta el presente…

El hombre en busca de sentido de Viktor Frankl

Hoy os traemos un libro declarado por la Library of Congress en Washington como uno de los diez libros de mayor influencia en Estados Unidos. Se trata de “El hombre en busca de sentido” escrito por el psiquiatra austriaco Viktor Emil Frankl, publicado en Alemania en 1946. elhombre-busca-sentido2

En esta obra, Frankl relata la terrible experiencia que sufrió a lo largo de los tres años de internamiento en los campos de concentración de Auschwitz y Dachau. Tras su liberación, en 1945, supo que su mujer y sus padres habían muerto en las cámaras de gas.

El libro está segmentado en dos partes primero, el autor relata su experiencia personal en los campos de concentración y las consecuencias que esta realidad marcada por el desastre y la humillación tuvo tras haber conseguido la liberación y una segunda parte donde desarrolla los conceptos básicos de una técnica psiquiátrica llamada logoterapia. Frankl se sirve de su experiencia al borde de la muerte para identificar aquellas razones que le hicieron aferrarse a la vida y que, según explica, posee toda persona sin excepción. Se trata de un análisis existencial que busca ayudar al ser humano a recuperar el sentido de su vida y a soportar cualquier dificultad que aparezca en su camino. Descubrir al fin y al cabo, la capacidad humana de trascender a las dificultades y descubrir una verdad que nos ayuda a querernos a nosotros mismos y a quienes nos rodean.

¿Qué hacen diferente las personas que consiguen lo que se proponen?

Seguramente estarás pensando que esto depende de algo tan importante como “la suerte”. Estar en el momento justo en el lugar adecuado. Sin embargo, la suerte es estar abierto a la oportunidad. ¿Cuántas oportunidades han pasado por tu lado sin que hayas sido consciente de ellas?.

Aquí la clave es la actividad y la acción. Y el motor que la origina es la voluntad.

La voluntad es más poderosa que la suerte y que la inteligencia. Gracias a la fuerza de voluntad, se han conseguido grandes retos que en un principio parecían imposibles.

Para ilustrar esto permitirme que os cuente una historia:

Hormiga”En la antigua Tartaria (nombre que le daban los viejos geógrafos al centro de Asia), vivía el rey Tamerlán. Un día, el rey se encontraba bastante deprimido por diversas preocupaciones que no podía sacar de su cabeza. Absorto estaba en sus pensamientos, cuando en eso descubrió una hormiga, que lentamente subía por una pared. Con la ayuda de un pequeño palo, Tamerlán lanzó la hormiga contra el suelo, buscando con ello distraerse un poco. Inmediatamente, el insecto volvió a ascender por la pared. El rey volvió a arrojar la hormiga al suelo y aquella nuevamente tomó su rumbo habitual. Con paciencia infinita y por espacio de ochenta veces, el rey tiró la hormiga al suelo. ¡Y por espacio de ochenta veces la hormiga volvió a subir por el mismo sitio de la pared! El rey se maravilló por la perseverancia demostrada por aquel insecto y, recapacitando, se dijo: “La imitaré y venceré”. Y el rey tártaro procedió a invadir el reino de Persia, Jorezn, Georgia, Armenia y Mesopotamia, entre otra serie de tierras, siendo recordado por la historia como uno de los grandes conquistadores que han existido.

Al igual que la hormiga, no debemos dejar de luchar por nuestros ideales. Es muy común que el ser humano desista cuando las cosas empiezan a complicarse. Pero justo este es el momento de insistir. Ya bien lo decía Napoleón: “La victoria es del más perseverante”.

No dejes que la procrastinación te venza. Qué gran palabra, procrastinar significa, retrasar el momento de comenzar algo.

Un truco para vencer la procrastinación es utilizar la técnica de: “solo unos minutos”.Reloj

Es propio de la naturaleza humana querer completar las tareas o escuchar el final de la historia, y cuando no podemos se genera una tensión psicológica, una preocupación basada en la motivación por terminar. La psicóloga rusa Bluma Zeigarnick descubrió este hecho. La razón de ello parece ser que una tarea incompleta o un proyecto inacabado crea en nosotros una tensión que tan sólo es liberada cuando completamos lo que empezamos (y añado: o bien cuando lo abandonamos por completo).

Esa tensión o carga psicológica consiste en la aparición de una serie de pensamientos molestos o incómodos que experimentamos por el hecho de dejar incompleto un objetivo que hemos perseguido.

Pues bien, esta tensión (carga psicológica por terminar lo que se empieza) actúa como una motivación para terminar esa tarea o proyecto. En otras palabras: buscamos el cierre de aquello que hemos abierto. Es esta tensión la que hace que recordemos mejor lo inacabado a lo acabado.

Por lo tanto cuando planifiques una actividad plantéate que la realizarás simplemente unos minutos y verás lo que ocurre…

Es importante empezar…..”solo por unos (¿Cuántos?) minutos haré……”

Aceptación

Según el DRAE (Diccionario de la Real Academia española), aceptar es:

  1.   Recibir voluntariamente o sin oposición lo que se da, ofrece o encarga.
  2.   Aprobar, dar por bueno, acceder a algo.

Y si no lo tienes muy claro que mejor que un video para explicarlo:

Sombreros para salir de la crisis de pensamiento

Hace varias décadas, Edward de Bono definió una técnica que favorece la creatividad y resolución de problemas, a esta técnica la llamó “los seis sombreros para pensar”.

sombreros

Esta técnica es utilizada para poder analizar una decisión desde diversos puntos de vista o perspectivas. Con esta herramienta se puede cambiar la forma habitual de pensar y nos fuerza a crear diferentes visiones de una misma situación.  Se trata por tanto de “romper” los caminos habituales de los procesos mentales fomentando de esta manera, que una persona genere nuevas ideas.

Normalmente, cada persona, tiende, cuando piensa, a visualizar más profundamente desde una perspectiva concreta, ya sea desde el lado de los sentimientos, los datos, lo positivo, lo negativo, etc. Por ejemplo, las personas de éxito suelen pensar en positivo y ser muy racionales, sin embargo, en ocasiones, fallan al ver un problema desde una perspectiva emocional, intuitiva, creativa o negativa. Esto puede ser porque minimizan la necesidad de planificar y por tanto, fallan en sus ideas al no hacer los planes de contingencia necesarios. De forma similar, los pesimistas tienden a ser excesivamente defensivos y la gente muy sensible puede fallar al ver una decisión con calma y racionalmente.

Cuando ante la misma situación observamos desde diferentes perspectivas, podemos encontrar soluciones menos habituales, llegando a resoluciones novedosas y generando autentica creatividad.

De la misma forma esta técnica facilita y mejora el trabajo en equipo en la toma de decisiones, favoreciendo que todos los miembros del equipo converjan en un mismo punto, evitando que los participantes queden atrapados en una sola. Podemos utilizar esta técnica, por ejemplo, en reuniones donde tienen el beneficio de evitar las confrontaciones que suelen suceder cuando las personas con formas diferentes de pensar discuten el mismo problema.

La técnica emplea el uso de sombreros como ya se utilizaba en la Antigüedad. Algunas culturas utilizaban el sombrero para mostrar características personales concretas, por ejemplo la clase social o el trabajo en el cual se desempeñaban. Se usan seis sombreros de diferentes colores (ya sean imaginarios o reales), cada uno de ellos representa una forma diferente de analizar un problema:

  • Blanco: Representa los hechos, la información del caso, tiene que ser lógica.
  • Rojo: Las emociones, siendo totalmente visceral, no necesita que se explique.
  • Negro: Juicio negativo, pesimista, los contras de alguna idea.
  • Amarillo: Juicios positivos, optimista, los pros de alguna idea. El blanco y el negro deben ser analíticos, no viscerales como el rojo.
  • Verde: Alternativas y creatividad, nuevas posibilidades.
  • Azul: Proceso de control, pensar sobre el pensar, es el moderador, no piensa en la situación sino en cómo se va a abordar.