Sombreros para salir de la crisis de pensamiento

Hace varias décadas, Edward de Bono definió una técnica que favorece la creatividad y resolución de problemas, a esta técnica la llamó “los seis sombreros para pensar”.

sombreros

Esta técnica es utilizada para poder analizar una decisión desde diversos puntos de vista o perspectivas. Con esta herramienta se puede cambiar la forma habitual de pensar y nos fuerza a crear diferentes visiones de una misma situación.  Se trata por tanto de “romper” los caminos habituales de los procesos mentales fomentando de esta manera, que una persona genere nuevas ideas.

Normalmente, cada persona, tiende, cuando piensa, a visualizar más profundamente desde una perspectiva concreta, ya sea desde el lado de los sentimientos, los datos, lo positivo, lo negativo, etc. Por ejemplo, las personas de éxito suelen pensar en positivo y ser muy racionales, sin embargo, en ocasiones, fallan al ver un problema desde una perspectiva emocional, intuitiva, creativa o negativa. Esto puede ser porque minimizan la necesidad de planificar y por tanto, fallan en sus ideas al no hacer los planes de contingencia necesarios. De forma similar, los pesimistas tienden a ser excesivamente defensivos y la gente muy sensible puede fallar al ver una decisión con calma y racionalmente.

Cuando ante la misma situación observamos desde diferentes perspectivas, podemos encontrar soluciones menos habituales, llegando a resoluciones novedosas y generando autentica creatividad.

De la misma forma esta técnica facilita y mejora el trabajo en equipo en la toma de decisiones, favoreciendo que todos los miembros del equipo converjan en un mismo punto, evitando que los participantes queden atrapados en una sola. Podemos utilizar esta técnica, por ejemplo, en reuniones donde tienen el beneficio de evitar las confrontaciones que suelen suceder cuando las personas con formas diferentes de pensar discuten el mismo problema.

La técnica emplea el uso de sombreros como ya se utilizaba en la Antigüedad. Algunas culturas utilizaban el sombrero para mostrar características personales concretas, por ejemplo la clase social o el trabajo en el cual se desempeñaban. Se usan seis sombreros de diferentes colores (ya sean imaginarios o reales), cada uno de ellos representa una forma diferente de analizar un problema:

  • Blanco: Representa los hechos, la información del caso, tiene que ser lógica.
  • Rojo: Las emociones, siendo totalmente visceral, no necesita que se explique.
  • Negro: Juicio negativo, pesimista, los contras de alguna idea.
  • Amarillo: Juicios positivos, optimista, los pros de alguna idea. El blanco y el negro deben ser analíticos, no viscerales como el rojo.
  • Verde: Alternativas y creatividad, nuevas posibilidades.
  • Azul: Proceso de control, pensar sobre el pensar, es el moderador, no piensa en la situación sino en cómo se va a abordar.
Anuncios

Publicado el diciembre 11, 2012 en Motivación y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: