Archivo del sitio

Vendedores de humo

Hoy os traemos este video en forma de fábula, y es que los sueños son como el humo, si no se asientan en base a nuestras capacidades reales, a nuestras habilidades y compromisos, se desintegran en poco tiempo. De nada sirve que nos acerquemos a la gente que ha cumplido sus sueños y que pidamos consejo de ellos o incluso que nos acerquemos a sus talleres y cursos, sí dentro de nosotros no existe la intención de cambiar lo que no nos gusta. Porque ocurre que lo que parece la mejor opción, la que a otra persona le ha servido, cierto tiempo después deja de ser lo que nos habíamos imaginado.

Hay que aprender a escucharnos y adaptarnos a lo que queremos realmente, de esa manera podemos empezar a convertir los sueños en objetivos y llevarlos a cabo. Es vital dejar fluir la vida y hacer lo mejor que uno pueda con sus propias herramientas, sin necesidad de comprarlas a vendedores de humo.

Fue el ganador del goya 2013 al mejor corto de animación:

Anuncios

La autoestima

Hace algún tiempo os hablamos ya de autoestima y hoy nos vamos a adentrar un poco más en este concepto.

Sobre la autoestima se ha escrito mucho y existen múltiples definiciones. Pero todas ellas están de acuerdo en que consiste en la valoración que hacemos de nosotros mismos; por lo que depende de nuestro juicio interno.

El concepto de autoestima se origina alrededor de los 5 años de edad y genera un marco de referencia sobre la identidad y el mundo. Aquí juega un papel importante su construcción, ya que en función de ello,  el mundo nos parecerá un lugar seguro o, por el contrario, peligroso, circunstancia que lleva a una interacción positiva o negativa. Asimismo, durante la infancia, las relaciones con la familia, maestros, amigos, así como los éxitos y los fracasos, dan como resultado la creación de un nivel propio de autoestima. Por este motivo, la calidad de las experiencias vividas durante este periodo juega un papel predominante.

Aunque queda clara la importancia de la autoestima para el desarrollo del ser humano, hasta finales del siglo XIX, no se empezó a manejar el término. El precursor del concepto fue William James, psicólogo norteamericano, que lo expresó de esta manera: “la autoestima es igual a la relación entre logro y aspiración”. En el siglo XX, Carl Rogers, máximo exponente de la psicología humanista, expuso su teoría acerca de la aceptación y autoaceptación incondicionales como la mejor forma de mejorar la autoestima. Además, diversos Investigadores como Coopersmith (1967), Brinkman et al. (1989), López y Schnitzler (1983), Rosemberg y Collarte, coinciden en que la autoestima es relevante para la vida del ser humano y constituye un factor importante para el ajuste emocional y cognitivo de la persona.

Por otra parte, la autoestima es siempre una cuestión de grado y no es nunca absoluta. Normalmente, solemos movernos entre autoestima alta y baja, en función de la imagen positiva o negativa que tengamos de nosotros mismos. No obstante, acercarse más a un extremo que al otro conlleva una serie de consecuencias.

Elevar la autoestima produce sentimientos positivos y de confianza en uno mismo; nos empuja a abrirnos al mundo, a mostrarnos  flexibles, generosos, tolerantes, seguros, amorosos, amables. Es muy importante no confundir la autoestima alta con el ego, pues la primera significa: “Yo me amo sin compararme con los demás”, mientras que el segundo viene a decir: “yo soy mejor que tú”.

En cambio, caer en una autoestima baja produce sentimientos de insatisfacción, actitudes negativas sobre las propias aptitudes y capacidades, y falta de confianza en sí mismo.

En definitiva, disponer de una autoestima sana permite un mayor disfrute de la vida y una mayor satisfacción personal.

Una vida más saludable

A veces parece que es necesario realizar acciones titánicas para poder llevar a cabo hábitos, que nos dirijan a una vida más saludable. Sin embargo, a veces, tan sólo se trata de realizar pequeños cambios, estar más atento de los detalles, ser y estar más consciente de nuestro cuerpo, de lo que le pasa, de lo que le ocurre.

El siguiente video (en forma de animación) trata eso, de los pequeños gestos diarios que podemos realizar para mejorar nuestra vida, ya de por si sedentaria. Tiene los subtítulos en español activados, si no es así por favor avísanos.

 

Motivación y optimismo

Hoy, os traemos un video muy especial, elaborado por la Asociación de Familias Numerosas de Euskadi, Hirukide.

Este video destaca con ternura, el colchón que supone la familia (abuelos, padres, hijos) a la hora de abordar situaciones de desempleo originadas por la actual crisis.

Una gota más de motivación, un muestra de actitud y optimismo.

Disfrutadlo!!

Dosis de humildad en la realidad que nos rodea

En ocasiones necesitamos subirnos a un pedestal para poder ver desde más arriba y mirar lo que nos rodea y quienes somos. Pero otras veces sería bueno posar los pies firmemente en el suelo y comprender quienes somos y donde estamos.

Este video es para esos momentos en los que podemos creernos el centro del universo, para devolvernos la perspectiva de donde estamos y como estamos.

Disfrutadlo:

Rana de Pozo

En un pozo profundo vivía una colonia de ranas. Allí llevaban su vida, tenían sus costumbres, encontraban su alimento y croaban a gusto haciendo resonar las paredes del pozo en toda su profundidad.

Protegidas por su mismo aislamiento, vivían en paz y sólo tenían que guardarse del cubo que, de vez en cuando, alguien echaba desde arriba para sacar agua del pozo. Daban la alarma en cuanto oían el ruido de la polea. Se sumergían bajo el agua o se apretaban contra la pared. Allí esperaban, conteniendo la respiración, hasta que el cubo, lleno de agua, era izado otra vez y pasaba el peligro.pozo

Fue una rana joven a quien se le ocurrió pensar que el cubo podría ser una oportunidad en vez de un peligro.

Allá arriba se veía algo así como una claraboya abierta, que cambiaba de aspecto según fuera de día o de noche, en la que aparecían sombras y luces, formas y colores, que hacían presentir que allí había algo nuevo y digno de conocerse.

Y, sobre todo, estaba el rostro con trenzas, de aquella figura bella y fugaz que aparecía por un momento sobre el brocal del pozo al arrojar el cubo y recogerlo todos los días en su cita sagrada y temida.

Había que conocer todo aquello.

La rana joven dijo lo que pensaba y todas las demás se le echaron encima:

Eso nunca se ha hecho. Sería la destrucción de nuestra especie. El cielo nos castigaría. Te perderás para siempre. Nosotras hemos sido hechas para estar aquí, y aquí es donde estamos bien y podemos ser felices.

Fuera del pozo no hay más que destrucción. Que nadie se atreva a violar las leyes de nuestros antepasados. ¿Es que una rana jovenzuela de hoy puede saber más que ellos?

La rana joven esperó pacientemente la próxima bajada del cubo. Se colocó estratégicamente, dio un salto en el momento en que el cubo comenzaba a ser izado y subió en él ante el asombro y horror de la comunidad batracia.

El consejo de ancianos excomulgó a la rana prófuga y prohibió que se hablara de ella. Había que salvaguardar la seguridad del pozo.

Pasaron los meses sin que nadie hablara de ella y nadie, tampoco, pudiera olvidarla, cuando un buen día se oyó un croar familiar sobre el brocal.

Se agruparon abajo las curiosas y vieron recortadas contra el cielo, en el borde del pozo, la conocida silueta de la rana aventurera. A su lado apareció la silueta de otra rana, y a su alrededor se agruparon siete pequeños renacuajos. Todos miraron sin atreverse a decir nada, cuando la rana habló:

“Aquí arriba se está maravillosamente. Hay agua que se mueve, no como allá abajo. Hay unas fibras verdes y suaves que salen del suelo y entre las que da gusto moverse, y hay muchos bichos pequeños muy sabrosos y variados, y cada día se puede comer algo diferente. Y luego, hay muchas ranas de muchos tipos distintos, y son muy buenas. Yo me he casado con esta que está aquí a mi lado, tenemos siete hijos y somos muy felices. Y aquí hay sitio para todas porque esto es muy grande y nunca se acaba de ver lo que hay allá lejos.

Desde abajo las fuerzas del orden advirtieron a la rana que, si bajaba, sería ejecutada por alta traición. Ella dijo que no pensaba bajar y que les deseaba a todas que la pasaran bien, y se marchó con su compañera y los siete renacuajos.

Abajo en el pozo hubo un revuelo, hubo algunas ranas que quisieron comentar la propuesta, pero las autoridades las acallaron enseguida; y la vida volvió a la normalidad de siempre en el fondo del pozo.

Al día siguiente, por la mañana, la niña de trenzas rubia se quedó asombrada cuando al sacar el cubo con agua del pozo, vio que estaba lleno de ranas.

Tomado del libro “Salió el sembrador” de Carlos Vallés, s.j.

Nuestros actos nos siguen

Hace algún tiempo hablamos del lenguaje para un uso comercial, del poder del lenguaje (aquí), hoy os traemos un spot publicitario de una compañía telefónica tailandesa ‘True Move H’ que se ha convertido en muy poco tiempo en video viral (ya va por más de 8 millones de reproducciones) El eslogan de la campaña es el eslogan de la campaña es ‘Dar es la mejor comunicación‘.

¿Por qué creéis que se ha hecho tan famoso en apenas una semana?

Aunque el video está subtitulado en ingles, no hay que saber mucho para entenderlo perfectamente. Después del video os dejamos un resumen, pero no lo leaís antes de ver el video.

Con formato de cortometraje, el video nos introduce en la vida de tres personas en dos momentos diferentes.

En el primer momento, un niño es atrapado mientras robaba unos medicamentos. La dueña sujeta y zarandea al niño, el niño dice que es porque su madre esta enferma cuando aparece un hombre y le pregunta al chaval si es verdad, él dice que si. El hombre paga las medicinas a la dueña y le pide a su hija que le de un poco de sopa y se la entrega al niño.

El segundo momento ocurre 30 años después, el hombre sufre un colapso y tiene que ser ingresado en el hospital. Los costes de hospitalización son muy elevados y su hija llora porque no puede asumir el pago.

Una mañana la hija se despierta y hay una nota donde se especifica que todos los gastos han sido pagados hace 30 años con 3 paquetes de analgésicos y una sopa.

El resto ya os lo imagináis…

Lenguaje facial

Hemos habaldo ya de lo que es la comunicación no verbal y el uso del lenguaje gestual, queremos mostraros a continuación un ejemplo más.

Marina Abramovic (artista serbia del performance) y Ulay (Uwe Laysiepen tambien artista del performance alemán) tuvieron una intensa relación amorosa durante los años 70. Su relación personal fue disminuyendo y decidieron en 1988 poner punto final a esta relación mediante una performance que consistía en recorrer a pie, desde un extremo cada uno, la Muralla China, y encontrarse en el centro. Así lo hicieron, se dieron un gran abrazo y decidieron no volverse a ver.

Muchos años después, ella expuso en el MoMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) ‘The Artist is Present’ (el artista está presente), en el que durante un minuto miraba completamente en silencio a los ojos de aquellos que querían sentarse frente a ella.

Este video nos muestra el emocionante momento del reencuentro por sorpresa de su antiguo amor Ulay.

La educación

Hace algún tiempo os hablamos de Sir Ken Robinson y su visión sobre el sistema educativo en una entrada anterior.

Hoy os traemos este interesante video que amplia, o al menos lo explica de una manera más visual, dicha situiación.

Daños del enojo

Daños del enojo