La Fuerza de Voluntad

Escrito por gemaflor@aupate.es

Lo he intentado muchas veces y no he conseguido nada… el esfuerzo que tengo que realizar es muy grande… total para qué… no tengo la fuerza de voluntad suficiente…

Cuantas veces habrán resonado estas palabras en nuestras cabezas. Nos apuntamos a cursos de idiomas, empezamos dietas, iniciamos muchas actividades que quedan al poco aparcadas en el rincón de los “ya lo haré”. Varias son las causas de tanto abandono: dejarse arrastrar por el impulso, sin contar con un plan de acción realista y factible; ser demasiado ambiciosos en nuestros propósitos y no disponer de la fuerza de voluntad suficiente para perseverar.

Hoy vamos a poner el foco en la fuerza de voluntad; esa fuerza que invocamos en las encrucijadas de la vida, nos mantiene en el camino a pesar de las dificultades. Invitamos a que penséis en el pasado, en esos momentos en los que esa fortaleza estaba presente: quizás el momento en el que conseguisteis aprobar un examen, lograsteis ese puesto que era importante para vosotros o aprendisteis un idioma imprescindible para vuestro trabajo. En este sentido podemos decir que La fuerza de voluntad Fuerza de voluntades el motor que nos ayuda a perseverar en nuestros retos y el impulso interno que nos mantiene firmes en nuestro propósito.

Bien es cierto, que dicho así, suena a dogma idealista. Sin embargo, cuando hablamos de fuerza de voluntad no nos estamos refiriendo a esa fuerza de voluntad destructora, sin sentido, ni orden y a la cuál no le importa nada más que el propio ego. Ejemplos de esto los tenemos en nuestra historia. ¿Cuál era el uso que hacia Hitler de su fuerza de voluntad? ¿Y el de Napoleón?

Podemos decir que son referentes importantes en este sentido, pero ¿con qué propósito?

Por este motivo, es necesario que a la hora de utilizar esa fuerza, testemos que repercusión tendrá su uso a nuestro alrededor (en nuestra familia, nuestros amigos, nuestros vecinos). Imaginaos lo que supondría que, de pronto, nos pusiéramos a pedalear en nuestra bici estática, en casa, a las 6 de la mañana con el loable objetivo de perder peso y hacer ejercicio. Al proponérnoslo y hacerlo estaremos demostrando una fuerza de voluntad brutal, pero en claro perjuicio para otros. Por lo tanto, antes de ponernos manos a la obra, preguntémonos:

¿De que manera afectará esta decisión a mi entorno?

Una vez llevado a cabo este análisis, llega el momento de ponernos manos a la obra y ver cómo opera la fuerza de voluntad.

La fuerza de voluntad nunca funciona sola mucho tiempo, si no va acompañada de un plan de acción diseñado con objetivos tangibles y realistas. Y necesita retroalimentarse de manera continua para mantenerse.

Un ejemplo es la conocida frase “potencia sin control no sirve de nada” que se plasmó en un spot publicitario. Con la fuerza de voluntad pasa exactamente lo mismo.

Necesitamos pues un carril por el que circule esa maravillosa fuerza. Y el carril es un buen plan de acción. Veámoslo a través de un ejemplo: “Imagínate que quieres correr una maratón”. Tienes dos maneras de llevar a willpowercabo tu proyecto. La primera, confiar plenamente en tu rendimiento y en que el impulso de la fuerza de voluntad te ayudará a llegar a la meta. La segunda, empezar a correr un tiempo antes, entrenando de manera habitual, dosificando tu fuerza de voluntad, para aumentar tu resistencia y poder llegar a la meta.

Porque es más fácil y eficaz reforzar esa fuerza de voluntad con pequeños logros diarios, que plantearse un gran reto que nos despoje de ella en un suspiro.

Y como paso inicial para alcanzar el éxito debemos tomar la decisión de coger las riendas de nuestros propósitos.

De esta forma, pondremos en juego nuestra fuerza de voluntad, enfocándola a través de un plan de acción concreto y efectivo.

¿Estáis convencido/as de que queréis emprender esta nuevo reto?

¿Cuál es vuestra decisión?

Anuncios

Publicado el noviembre 19, 2013 en Motivación y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: