Bailar bajo la lluvia

Una mujer muy sabia se despertó una mañana, se miró al espejo y notó que tenía solamente tres cabellos en su cabeza.

– Hummm – pensó, – creo que hoy me voy a hacer una trenza.

Así lo hizo y pasó un día maravilloso.

Al día siguiente se despertó, se miró al espejo y vio que solamente tenía dos cabellos en su cabeza.

– Hummm – dijo – creo que hoy me peinaré de raya en medio.

Así lo hizo y paso un día grandioso.

El siguiente día cuando despertó se miró al espejo y notó que solamente le quedaba un cabello en su cabeza.

– Bueno – ella dijo – ahora me voy a hacer una cola de caballo.

Así lo hizo y tuvo un día muy, muy divertido.

A la mañana siguiente cuando despertó corrió al espejo y enseguida notó que no le quedaba ni un solo cabello en la cabeza.

– ¡Que bien! – exclamó – hoy no voy a tener que peinarme.742190018

La actitud  es todo.

La vida no es esperar a que la tormeta pase. Es aprender a bailar bajo lo lluvia.

 

Anuncios

Publicado el julio 22, 2013 en Fábula y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: